Followers

10.4.11

Sobre Edimburgo

Me imagino que ya muchos saben que vivo en la capital de un pequeño (en tamaño pero con grandesa cultural) país llamado Escocia, que a su vez se asoció con otros tres paises para formar una alianza que en algún tiempo dominó gran parte del mundo. Pero esta no es una historia de Pinky ni de Cerebro, sino de mi experiencia luego de un tiempecito de estar viviendo aqui.


Ya me había pasado en 2002 cuando me mudé por primera vez a Querétaro, y más tarde en 2005 cuando estuve viviendo en Francia por un tiempo. Lo que sucede es que después de un rato todos estos lugares que son nuevos en un principio se vuelven tu hogar adoptivo y dejan de generar la novedad que tendría un lugar nuevo, pero a cambio te dan la tranquilidad de sentirte como en casa. El lugar es magnífico, y a cualquiera que visite el Reino Unido le recomendaría ampliamente venir aca (de hecho no hace falta hacerle promoción pues es el segundo lugar más visitado después de Londres). 

Al día de hoy le debo mucho a esta Ciudad y cada vez que me paseo por sus calles históricas que dieron refugio a los padres del capitalismo y a la creadora de Harry Potter  no puedo evitar asombrarme de todos los recovecos que tiene este lugar. Es una extraña combinación de Guanajuato por sus callejones y Ciudad Gótica por sus piedras siempre grises.  Aqui ya tengo un círculo estable de amigos, y son precisamente ellos los que me hicieron escribir este posts, pues luego de este tiempo que ya llevo aquí nuevamente se abre la posibilidad de moverse. Ya hace varios meses atrás algunos siguieron mi experiencia por Italia y Suecia, y luego me perdí un rato mientras vivía mi vida aqui en Edimburgo. Sin embargo el hecho de que esta posibilidad de cambio de residencia se abra me hace valorar y reflexionar sobre todo lo que aqui tengo y las relaciones que aqui he construido. Entonces este no es sólo un post sobre Edimburgo, sino es un post sobre el sentimiento que todo aquel que alguna vez ha enfrentado la posibilidad de dejar aquella Ciudad que ya conoce y que en muchos sentidos esta asociado a muchas personas y sentimientos. Es un post en honor a Robert Burns, los haggis, los Kilts y el Whisky. 





Y ustedes donde sea que me lean, ¿han dejado su Ciudad recientemente? si no, ¿estarían dispuestos a dejarla?

3 comments:

  1. Hola Ro,

    Pues yo la verdad nunca he dejado mi ciudad natal, parecera extraño pero no se me han presentado las oportunidades, y tampoco los habia buscado. Me gusta mi cuidad Guadalajara es hermosa, me encanta toda ella, aunque unos lugares más que otros.
    Pensar en dejarla la verdad me emociona, hay mucha gente cercana a mi que vive fuera de ella, y que, aunque tiene ciudades que ya son tambien su terruño, no dejan de suspirarle a la tapatía (como le dice mi tía que vive en Madrid).

    Supongo que ya sucederá que la tenga que dejar, no se si por mucho o por poco tiempo, y te platicaré que siento.

    Un abrazo desde acá.
    Dalia

    ReplyDelete
  2. Dicen que Guadalajara es una muy buena Ciudad para vivir, yo sólo la he visitado un par de veces, pero siempre he sido de la idea que es muy diferente vivir en una Ciudad a sólo estar de paso, asi que no podría dar una opinión al respecto.

    Esperaré tu comentario de cómo viviste la experiencia cuando te toque abandonar GDL. =) Hasta entonces, te espero de vuelta en el blog =)

    ReplyDelete
  3. Hola Ro,

    Mil gracias por pasar a DFlavor , pues yo dejé ya hace 6 meses Madrid, y ha sido una depresión gigantesca. Aunque en México está mi familia, amigos, y demás, Madrid me fascina, y nada más estoy esperando terminar la carrera, ahorrar un poco y conseguirme un master por allá. Es una experiencia única vivir en otro país, y en Madrid a pesar de que hablan español es un mundo de diferencia jaja.

    Al menos yo, me quiero comer el mundo, así que mientras viva en más ciudades por mi mejor.

    saludísimos :)

    ReplyDelete

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails